El Estadio de Mendizorroza está viéndose sometido durante estas semanas de parón veraniego a varios trabajos para albergar de nuevo, después de 10 años, partidos de LaLiga. Dentro de lo que el club ha denominado el proyecto “Mendi Berria”, el Deportivo Alavés busca aumentar la comodidad tanto para sus seguidores como para los jugadores y los medios de comunicación que realizan su actividad en el recinto deportivo de titularidad municipal.

amendi16 (2)

Los primeros trabajos que se iniciaron fueron los de sustitución del ya maltrecho terreno de juego por uno nuevo, pero estos no serán los únicos. Lo más visible para los aficionados serán los nuevos videomarcadores y el radical cambio de aspecto de las gradas, cuyos 19840 asientos pasarán a ser de color azul a excepción de las leyendas. La uniformidad de colores se aplicará también según los bocetos presentados por el club albiazul a los elementos publicitarios estáticos, que pasan del clásico arcoíris  de las diferentes marcas al blanco sobre fondo azul. Además, en las entrañas del estadio se renovarán y modernizarán vestuarios, banquillos, palcos y sala de prensa. Los medios de comunicación también cambiarán su ubicación para seguir los encuentros, pasando de las cabinas en lo alto de la tribuna Principal a unos nuevos pupitres en plena grada situados en la esquina entre Principal y el fondo Cervantes. El Estadio de Mendizorroza, inaugurado en 1924 y cuya última gran reforma data del año 1998, se adapta así a las exigencias de la máxima competición y ofrece a los abonados una mejorada experiencia.

amendi16 (4)

amendi16 (3)

amendi16 (1)


Fuente: Deportivo Alavés

Anuncios