El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz va a licitar un nuevo contrato enmarcado en la rehabilitación energética y ampliación del Palacio de Congresos Europa, el que supone la Fase 4 (y parece la definitiva). Esta serie de contratos está destinada a someter al edificio a un cambio radical con el objetivo de alcanzar una capacidad operativa hasta 3 veces superior a la actual pero también para reducir su consumo de energía. Para ello el ala norte de conferencias y reuniones se está rehabilitando energéticamente, el ala sur (cuyas obras están prácticamente finalizadas) se ha rehabilitado cambiando de uso deportivo a expositivo, y en la nueva zona central se está construyendo un nuevo auditorio y nuevos espacios sobre el acceso principal de la Avenida Gasteiz.

pccefnos (1)

El grueso de los 558.257€ (IVA incluido) en los que está valorado el proyecto de esta cuarta fase realizado por IDOM, lo constituye el acondicionamiento térmico y la adecuación arquitectónica de las fachadas norte, oeste y sur, es decir, en las que no se instaló hace poco más de un año la fachada vegetal. Esta actuación planteada sobre la fachada actual (que data de los años 80) busca conseguir una reducción en la demanda de calor del edificio de hasta el 7% reforzando el aislamiento de los cerramientos con 6 cm de poliuretano protegido con mortero pintado de color negro. El acabado lo formarán listones verticales de madera con tres niveles de densidad, mayor en la zona inferior y menor en la superior. En el nivel más bajo del edificio se dará además continuidad al zócalo de chapa de acero cortén que se instaló en la fachada vegetal aunque en estas fachadas no tendrá símbolos ni luces.

pccefnos (2)

Pero el proyecto, que tiene un plazo de ejecución de aproximadamente 3 meses, contempla a su vez la incorporación de iluminación en la zona sur de la fachada verde y la modificación de las carpinterías de la 1ª planta de la fachada este para permitir su limpieza (que resultaba imposible después de la ejecución de la fachada vegetal). También se contempla la integración de instalaciones de intrusión e incendios de la zona norte en el cuadro de control y varias actuaciones eléctricas (que incluyen la instalación de un nuevo cuadro general de baja tensión).

Anuncios