La Junta de Gobierno local ha adjudicado a la empresa Opacua S.A. por 856.700,55€ (IVA incluido) las obras de reforma de la plaza de Santa María, ocupada desde el año 2004 por una cubierta prefabricada que sirvió como protección a las excavaciones arqueológicas de la Catedral Santa María y que en los últimos tiempos ha servido como lugar de acopio. Las obras tendrán un plazo de 6 meses y comenzarán precisamente por la retirada de dicha estructura, de la que parte se reubicará sobre los tejados de la girola y capillas del transepto de la Catedral y parte se desmontará y se guardará para su futura reinstalación en otro sitio.

El proyecto de Eduardo Rojo Fraile, Arquitecto Jefe del Servicio de Espacio Público
y Medio Natural del Ayuntamiento, contempla un espacio principal con un único plano con ligera inclinación, una escalera de transición con el cantón de San Marcos al sur y una rampa lateral al este que permite el acceso a la parroquia desde el cantón y desde la propia plaza. El pavimento consistirá en granito gris y un mármol más oscuro que dibujará en el suelo las trazas de la primitiva iglesia, edificios y pozo.

rpsm-ord

La plaza contará con seis moreras en el lado sur unidos a la escalinata y un banco corrido que permitirá la contemplación de la catedral, pero el elemento más llamativo del nuevo espacio será la nueva fuente que sustituirá a la actual. Situada en el centro de la plaza y con un diámetro de 10 metros, la fuente estará formada por varios surtidores con leds y una chapa de acero corten totalmente enrasada con el pavimento y estará concebida como un laberinto que lleva a conocer la historia del entorno con varios dibujos y frases descriptivas espaciadas según periodos formando una espiral.

rpsm-fuente

Anuncios