No cabe duda de que el año 2012 fue un mal año para el aeropuerto de Vitoria-Gasteiz, más que por los datos estadísticos de pasajeros, operaciones o mercancía, por las decisiones que a lo largo de él se han ido tomando y que ponen en peligro su futuro. Y es que desde el mes de julio prácticamente todas las noticias han sido malas.

Primero se anunció la mayor reducción de horario operativo de todos los aeropuertos de la red Aena afectados por el plan de eficiencia, pasando de estar operativo las 24 horas del día los 365 días del año a solo estar abierto de lunes a viernes de 20:30h a 8:30h. Se perdían así tanto los habituales vuelos charter de carga que había durante el día como los  desvíos por condiciones meteorológicas adversas en aeropuertos próximos, e incluso llegaron a peligrar los últimos vuelos regulares de la temporada de verano que operaban fuera del nuevo horario. Esta decisión ha afectado también a Nordjet Airlines y al Aeroclub Heraclio Alfaro, ligadas desde hace muchos años al Aeropuerto, y cuyo futuro peligra gravemente al tener que pagar tasas de alrededor del 600% por operar fuera del nuevo horario. Todo esto ante la pasividad de las instituciones, que en otras comunidades han conseguido que las reducciones en los horarios no hayan sido tan drásticas como inicialmente se había planeado.

Después del verano llegaron los despidos, tras el acuerdo entre sindicatos y Aena de reducir la plantilla de 120 a 26 trabajadores dificultando aún más las operaciones fuera de horario y la petición del Ministerio de Sanidad de cerrar el Puesto de Inspección Fronteriza, sin el cual las operaciones de mercancía de productos perecederos serán imposibles.

Y por si todo esto fuera poco, una de las que parecía que iba a ser de las pocas buenas noticias del año, la de la vuelta de los vuelos diarios a Barcelona, se truncó trás conocer los últimos días de diciembre que finalizaban el 14 de enero por los problemas financieros de la compañía que los operaba, trás poco más de 2 meses operando (con un 50% de ocupación el primer mes).

Dentro de este mar de malas noticias, conviene destacar la positiva que trajo 2012 con el retorno de los vuelos regulares  de pasajeros en la temporada de verano de la mano de Air Europa con Palma de Mallorca e Ibiza como destinos, consiguiendo buenas ocupaciones.

En lo referido a estadísticas, en 2012 las operaciones bajan un 9,5% hasta las 6858 y la mercancía permanece estable al mover 34648127 kilogramos (-0,1%). Esta es la evolución de los últimos 10 años:

Pasajeros:

pax02_12

Operaciones:

op02_12

Mercancía:

mer02_12

Anuncios